Suceden entre uno y seis casos por cada 22 mil embarazos. (Foto: Especial)

¿Qué es el embarazo psicológico?

La ansiedad de no poder quedar embarazada puede ser un detonante
Redacción | El Universal
15 Noviembre, 2019 | 13:00 hrs.

La pseudociesis, conocida comúnmente como embarazo psicológico o imaginario, es un trastorno en el que una mujer cree estar embarazada sin estarlo, y presenta síntomas típicos del embarazo sin que esté gestando.

Este trastorno psicológico es común en mujeres entre los 20 y 40 años, generalmente que mantienen una relación de pareja estable y tienen el deseo de ser madres, sin embargo, existen casos de pseudociesis incluso después de la menopausia.

Los síntomas de un embarazo psicológico son los síntomas típicos del embarazo, como son: amenorrea o ausencia de la menstruación, aumento del tamaño del abdomen, crecimiento de los senos y producción de flujo lácteo, desarrollo del sentido del olfato, ansiedad y antojos a la hora de la comer, así como náuseas y vómitos.

Sin embargo, aunque las mujeres presentan esos síntomas, no existe un embrión o feto en su vientre, hecho que se comprueba a través de una ecografía, además una de las señales que diferencian los embarazos psicológicos de los reales, es que en el primero el ombligo no se ve hacia afuera. 

La pseudociesis, al ser un trastorno psicológico, es provocada debido a estímulos del sistema neuroendócrino causado por factores psicológicos como estrés, ansiedad y presión familiar.

De acuerdo con EFE Salud, las mujeres suelen padecer de embarazos psicológicos cuando se encuentran en tres situaciones específicas:

-Deseo enorme de tener hijos: las mujeres que desean tener hijo como una prioridad y no consiguen hacerlo suelen desarrollar gestación fantasma como una forma de camuflar sus ansias.

-Miedo a quedar embarazada: cuando se vive una situación donde exista la posibilidad de quedar embarazadas sin desearlo, las mujeres pueden desarrollar un embarazo imaginario por la ansiedad de estarlo.

-Llamar la atención: sobre todo cuando se vive en un entorno donde se valora mucho la maternidad.

¿Cómo se debe tratar la gestación fantasma?

El paso principal es comprobar que no se está embarazada a través de una ecografía realizada por un especialista en ginecología, esto para que la mujer que sufre del trastorno entienda que se trata de un embarazo psicológico y no de una gestación real.

Debe recibir una atención psicológica para conocer las causas del embarazo psicológico que le desencadenaron en un embarazo imaginario, además de detectar si se trata del inicio de un cuadro psicótico grave, probablemente se le realice un test de embarazo psicológico

Se recomienda que la mujer que sufre de este tipo de síndrome se mantenga acompañada de su pareja o una persona de apoyo.

De acuerdo con cifras de la Unidad Médica de Alta Especialidad de Ginecobstetricia del IMSS, las gestaciones fantasmas suceden entre uno y seis casos por cada 22 mil embarazos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS