Especial

¿Qué dice tu popó de tu salud?

Observar las características de las deposiciones ayudará a detectar enfermedades digestivas severas, como el cáncer colorrectal
Redacción | El Universal
25 Octubre, 2017 | 18:00 hrs.

Observar las características de las deposiciones (excremento) ayudará a detectar enfermedades digestivas severas, como el cáncer colorrectal. Conocer su textura y consistencia adecuada permitirán saber si es momento de realizar una visita al médico.

La inspección debe hacerse a diario, pues, de acuerdo con sus hábitos, se podrá determinar la presencia de anomalías en el sistema digestivo. Los cambios no son consecuencia de alguna enfermedad existente ni de una comida que cayó mal, sino de padecimientos que con el tiempo se agravarán.

Los siete tipos de heces registrados en la Escala de Bristol, publicada por primera vez en 1997 en la revista Diario escandinavo de gastroenterología, describen el tiempo que han pasado al interior del intestino grueso.

288v74n01-13149697fig3.jpg

Fragmentos duros

El primer tipo de heces se presenta con trozos duros separados, sin líquido en su interior. La persona que las evacua padece problemas intestinales de estreñimiento, ocasionado por falta de fibra u otras enfermedades como lesiones obstructivas del tubo digestivo, impactación fecal o megacolon.

Fragmentos ligeramente duros

Los excrementos con forma de salchicha compuesta de fragmentos representan un ligero estreñimiento en el paciente. A diferencia del caso anterior, este tipo de heces no suele ser tan grave.

Normal

Con forma de morcilla y grietas en la superficie, indica un buen estado de salud en los pacientes. Sin embargo, su textura supone una mayor permanencia en el intestino.

También puede ser como una salchicha o serpiente, lisa y blanda, este tipo de heces son muestra de una mayor hidratación, alimentación balanceada y una rutina física adaptada a las necesidades físicas de la persona.

Masa y fragmentos pastosos

Estos dos tipos de heces se producen en el organismo cuando la persona tiene diarrea. Puede deberse a una indigestión o a un virus, ocasionando debilidad en el organismo y deshidratación.

Se caracterizan por ser fragmentos y trozos pastosos, con bordes definidos e irregulares.

Líquido

Este excremento es señal de una diarrea importante, producida por intoxicación grave o un virus que no se ha tratado correctamente.

A diferencia de las otras defecaciones, son un tono más claro de lo normal.

Color

Si las heces se tiñen de rojo podría indicar que hay sangrado en el tracto intestinal. Si es negra podría ser señal de sangrado estomacal.

 

Con información de El Español y Semana

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS