La exposición repetitiva a la luz azul induce la expresión de genes de respuesta al estrés. (Foto: Especial)

Exposición prolongada a la luz del celular puede acelerar el envejecimiento

La luz azul no sólo causa daño en la retina sino también la neurodegeneración en el sistema nervioso central
Redacción | El Universal
21 Octubre, 2019 | 12:01 hrs.

Los efectos de la exposición prolongada a la luz azul que emiten las pantallas de dispositivos digitales y lámparas LED podría estar relacionada con el envejecimiento temprano, además puede interferir con los ciclos normales de sueño, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Aging and Mechanisms of Disease

Los investigadores analizaron los efectos de la luz azul en un organismo de moscas de fruta (Drosophila melanogastery), las cuales estuvieron sometidas a la exposición de LED azul y otras en la oscuridad durante 12 horas. 

Descubrieron que la las moscas que estuvieron expuestas a la luz azul acorta su vida útil, además de disminuir la movilidad de éstas, mientras que las moscas que estuvieron en la oscuridad presentaron una vida útil significativamente mayor. 

Otra de las afectaciones que presentaron las moscas expuestas la luz azul condujo a la neurodegeneración en el envejecimiento del cerebro de la mosca.

Para investigar si la luz afecta la longevidad de las moscas, los investigadores compararon la vida útil de las moscas antes y después de ser analizadas. 

La experta en estudiar el reloj biológico de los seres vivos, Jaga Giebultowicz quien además es investigadora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Oregon y coautora del estudio, examinó cómo las moscas respondían a las exposiciones diarias a la luz LED y concluyó que las moscas mostraron daños en las células de la retina

También mostraron afecciones en las neuronas cerebrales y tuvieron una alteración de la locomoción, es decir, dificultad para escalar las paredes de sus recintos. 

Por su parte Eileen Chow, asistente de investigación de la facultad en el laboratorio de Giebultowicz y coautora principal del estudio, señala estas luces se presentan más en dispositivos móviles como celulares y tablets las cuales podrían afectar también a las personas. 

Además los expertos aseguran que la neurodegeneración cerebral inducida por la luz puede ser la causa principal de la disminución de la movilidad en las moscas y también reduce la vida útil de estas. 

Por otro lado, no excluyen la posibilidad de que otros tejidos de moscas puedan verse afectados por la exposición a luz azul y esto contribuya al envejecimiento acelerado.

Los expertos recomiendan que para evitar que los efectos de la luz azul perjudiquen a las personas usen gafas con cristales de color ámbar que filtran la luz y así protegen a la retina, además se deben configurar los dispositivos móviles y de ordenador para bloquear las emisiones azules. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS