Las inyecciones de la insulina deben aplicarse en zonas como los glúteos o las chaparreras. (Foto: Especial)

¿Cómo cuidar a un niño con diabetes?

El 90% de los niños desarrollan diabetes tipo 1, en la cual la insulina que produce el cuerpo no es de buena calidad
Darinka Gómez | El Universal
28 Octubre, 2019 | 11:00 hrs.

La diabetes es una enfermedad que puede ser difícil de enfrentar para quien la padece, sobre todo en el caso de los niños. Es por eso que es importante saber cuál es la mejor forma de atender a este sector. 

Ana Segundo, educadora en diabetes de BD Ultra Fine, explica que el 90% de los niños tienen diabetes tipo 1, en la cual la insulina que produce el cuerpo no es de buena calidad. 

Por esta razón, la mayoría de los tratamientos para niños incluyen el uso de insulina y uno de los puntos más importantes al momento de hablar del adecuado de los niños es tener siempre disponible sus dosis de insulina y aprender a aplicarla de manera correcta. 

La especialista también señala que es importante que la aplicación se haga con jeringas nuevas en cada ocasión. “Me ha tocado ver que es común que las personas usen las misma jeringa hasta cinco o siete veces y esto no sólo aumenta el riesgo de infección sino que disminuye el efecto de la insulina en el niño”.  

Y agrega: “Establecer un plan de rotación de las inyecciones también los ayudará. Se debe procurar que éstas sean donde hay más tejido subcutáneo como la parte trasera del brazo, en las chaparreras, glúteo, abdomen y cambiar los sitios cada determinado tiempo”. 

Otro punto importante es el relacionado con la alimentación y con la actividad física. “Los niños pueden tener dificultades de ver que otros niños pueden comer cosas que ellos no, por esto se recomienda crear un plan de alimentación saludable pero divertido y permitirle comer de todo pero con medida”, comenta Segundo. 

En relación a la actividad física es algo que se debe incluir en el estilo de vida de los niños con diabetes, y de los niños en general, pues el ejercicio permite que las células del cuerpo aproveche mejor la insulina. 

Por último, la educadora comenta que la parte emocional también es muy importante en los niños. Se les debe hablar y explicar todo lo referente a su enfermedad y estar siempre atentos a su necesidades.  


 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS